martes, 9 de agosto de 2011

Remontadora puerta a puerta.

Es nada menos que un servicio de arreglo de zapatos, en la puerta de su casa. Todo lo necesario... el vehículo, la herramienta, el taller, la indumentaria, los repuestos, el conocimiento, el esfuerzo... y el amor por el trabajo. Ah!, y por supuesto, el mercadeo y la publicidad (alto-parlante).


Es una forma de trabajo que, tal vez con algunas mejoras en su estética (mejor bicicleta, pintura del taller y demás), tendría mayor acogida.

Naturalmente, todo es más fácil con la compañía y el amor incondicional de un hijo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario